Este pabellón fue uno de los pabellones temáticos de la Expo; dividido en cuatro sub-pabellones: el pabellón del Medioambiente, el de Energía, el de Telecomunicaciones y el del Universo.
En pabellón del Medioambiente se encontraban restos de fósiles, una sala de cine 3-D y dos posibles caminos interactivos; uno sobre la conservación de la naturaleza y otro sobre la pasividad ante la industrización del mundo.
En el pabellón de Energía se mostraban las distintas formas de energía gracias a coches eléctricos o solares, cadenas de montaje, hologramas y vídeos.
En el pabellón de Telecomunicaciones se celebraban sesiones en las que se utilizaban aparatos cuya tecnología había sido poco desrrollada.
En el pabellón del Universo, en época de visitas, había que esperar, como mínimo, cinco horas para poder entrar. En la entrada había una maqueta del Sistema Solar y el suelo estaba decorado con frases filosóficas sobre el cosmos. Tras otra espera, se podía pasar a un planetario digital con una pantalla de 180º donde se enseñaban estrellas, planetas y constelaciones. Después de la película, se podían enviar mensajes al espacio a través de una pantalla táctil.

Realizado por: Carmen Mª, Celia, Carmen y Ángela